LA MEJOR NAVIDAD DE NUESTRAS VIDAS

Llegué a casa y se había ido la luz. Sin disgustarme, sonreí acordándome de aquellas tormentas que nos dejaban a oscuras cuando era niño, y encendí una vela que había sobre la mesa.  Mirándola en la oscuridad, pensé en aquella primera Navidad en la que unos pobres pastorcitos se alegraron en su alma por elSigue leyendo “LA MEJOR NAVIDAD DE NUESTRAS VIDAS”

CÓMO NOS DIVERTÍAMOS ENTONCES

Encontré la vieja foto y vinieron a mí recuerdos imborrables de aquella niñez feliz que se forjó sin grandes lujos ni sofisticados aparatos electrónicos, pero con mucha imaginación. En ese mundo que nos hacíamos a la medida de nuestras posibilidades y de nuestros sueños, bastaban cuatro cosas baratas para convertir esos sueños en una realidadSigue leyendo “CÓMO NOS DIVERTÍAMOS ENTONCES”

UN MATRIMONIO QUE REZA

Allá, en la penumbra de la capilla sacramental de San Mateo, apenas delatado por la luz que emana del camarín,  hay un matrimonio que reza. Jesús sacramentado está perennemente  presente en el precioso sagrario del viejo templo  jerezano, siempre custodiado por su madre, María del Desconsuelo y por su inseparable San Juan, ausente en laSigue leyendo “UN MATRIMONIO QUE REZA”

LA ANCIANA DE LOS PATITOS

En uno de mis viajes por el norte de España, subí a uno de los dos montes que flanquean una hermosísima bahía donde, cual perenne centinela,  emerge de un mar con forma de concha una verde isla llamada Santa Clara. En ese monte, que los donostiarras llaman Igueldo,  hay un pequeño parque de atracciones ySigue leyendo “LA ANCIANA DE LOS PATITOS”

LA NIÑA DE SUS OJOS

Cuando lo conocí, el mundo y, especialmente nuestro país, atravesaban la peor crisis que se recuerda desde aquella profunda depresión de 1929. No estoy seguro de cuál era su nombre; tampoco me importa. Lo que no podré olvidar es lo que me dijo y su profunda paz y convicción cuando me lo contaba. Entró enSigue leyendo “LA NIÑA DE SUS OJOS”

AQUELLA CARRERA DE BICICLETAS DE 1973

En uno de mis paseos mañaneros en mi bicicleta por los confines de Jerez, no hace mucho recalé en la Plaza San Francisco de Guadalcacín,  donde vino a mi memoria una vieja experiencia que viví en mi niñez…. Aquel día había algo que celebrar pero no recuerdo qué. Era un sábado de 1973 y enSigue leyendo “AQUELLA CARRERA DE BICICLETAS DE 1973”

ES LA PLACA…..

En 1978, con los mundiales de Argentina, mi padre se presentó un día con una Tele en Color. Fue la única manera de jubilar a la vieja Zenith que, tras muchos años de servicio llegaba exhausta a los nuevos tiempos. Los años no pasaban en balde y el fiel televisor necesitaba cada vez con mayorSigue leyendo “ES LA PLACA…..”

LOS HIJOS SÍ SON DE LOS PADRES

Este pasado agosto, decidido a descansar y a apartarme de aquellas tareas que me tienen absorbido y ocupado durante todo el año, dediqué mis tres semanas de vacaciones a leer ese libro que el padre Felipe Ortuno me recomendó hace ya algún tiempo y que, hasta ahora, no había sido capaz de terminar. Las confesionesSigue leyendo “LOS HIJOS SÍ SON DE LOS PADRES”

TERTULIAS A LA FRESQUITA

La mañana empezó fresquita pero saltó el Levante y llegó la “caló” muy malo para el cuerpo y peor para los ánimos. Al mediodía no había ni un alma por las calles y todos andaban refugiados en sus casas con las persianas echadas y las ventanas entreabiertas. En aquel barrio jerezano a mediados del sigloSigue leyendo “TERTULIAS A LA FRESQUITA”

TULO

No sé por qué le pusimos ese nombre, aunque supongo que tendría algo que ver con una novela de Unamuno,  de lectura obligada en aquellos años de B.U.P.  En mi casa no había vallas,  ni cercas, tan solo setos por donde los animales entraban y salían a su antojo de la finca porque,  quizás,  unoSigue leyendo “TULO”