ESTUDIANDO EN UNA BODEGA DE JEREZ

Las viejas bodegas jerezanas elevan bien alto sus vigas de madera desde los suelos de dorado Albero. De sus elevados ventanales cuelgan esteras de esparto que dejan entrar en la nave el aire fresco de la mañana y la protegen del abrasador sol del verano. En su sosegada penumbra, esas verdaderas obras de arte deSigue leyendo “ESTUDIANDO EN UNA BODEGA DE JEREZ”