REZANDO EN LA DISTANCIA

No podemos estar como otros años orando junto a ti en tu septenario, recitando misterios del Rosario, y,  en la ausencia,  ¡Nos vemos tan extraños! No somos ignorantes de los daños que nos hacemos si somos temerarios y este año serán nuestros calvarios sufrir en soledad los desengaños. Ya que es tu voluntad, en consonanciaSigue leyendo “REZANDO EN LA DISTANCIA”