EL GUARDIA DEL CIELO

Las almas hermosas que vienen al mundo en cuerpos imperfectos, vuelven gloriosas al cielo que las envió. Son esas almas nobles, de espíritu alegre y dócil que, por saberse hijas de Dios, ajenas a  las envolturas  que les permiten vivir en este mundo pasajero, traslucen generosas su belleza interior. Quizás porque la naturaleza fue menosSigue leyendo “EL GUARDIA DEL CIELO”