CÓMO NOS DIVERTÍAMOS ENTONCES

Encontré la vieja foto y vinieron a mí recuerdos imborrables de aquella niñez feliz que se forjó sin grandes lujos ni sofisticados aparatos electrónicos, pero con mucha imaginación. En ese mundo que nos hacíamos a la medida de nuestras posibilidades y de nuestros sueños, bastaban cuatro cosas baratas para convertir esos sueños en una realidadSigue leyendo “CÓMO NOS DIVERTÍAMOS ENTONCES”