GOD-FULNESS

No. No les faltaba razón a mis seres más queridos. Estas pasadas Navidades, conocedores de los nuevos tiempos que se me avecinaban como prejubilado, mis más allegados pensaron con buen criterio que no habría mejores Reyes que una buena ración de libros que mantuviera mi mente ocupada. Y, aunando esfuerzos y bien encaminadas intenciones deSigue leyendo «GOD-FULNESS»