CONFIANZA EN DIOS

Señor, cuando desconfío,
Los temores me confunden
Y, al dudar, mis pies se hunden
En el mar oscuro y frío.
Y en el ciego desvarío,
Sin tener dónde agarrarme
Tú llegas sin avisarme
Y me sostienes de nuevo
Y al mirarte me conmuevo
De cuánto debes amarme.

Paco Zurita

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: