QUINCE EUROS

Apenas si tuve tiempo de conocerlo profundamente, pero tampoco me hacía falta más para darme cuenta de lo grande y hermoso que puede llegar a ser el corazón humano, porque este cura se ganó el cariño de toda una ciudad en apenas 7 años. El padre Jesús, panadero de profesión, se ordenó sacerdote cuando superabaSigue leyendo “QUINCE EUROS”