LUNA DE DIOS

¡Ay luna de medianoche!
que de sol, tú, te amamantas
Él, ya cansado, se acuesta
y tú, alegre, te levantas.
Es la vida ¡Luna mía!
¡Del que ríe, del que llora!
Que el sol que muere y te adora
y te alumbra en su caída
lo hará siempre, cualquier día,
cada instante, cada hora.
No importa si lo ofendiste.
No importa, luna, eso ahora;
desde el día en que naciste
esa luz que te reviste
de blanco como la aurora
es la de Dios en la cruz
que, por darnos esa luz,
murió por todos, ¡Señora!

Paco Zurita
Julio 2021

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: